Libros de Magia

 

El t¨¦rmino magia deriva de magi, uno de los elementos religiosos incorporados por los magos en la antigua Babilonia. Hubo magos en Roma, en Grecia y en casi todo el mundo occidental y oriental de la Antig¨¹edad, cuando la magia o hechicer¨ªa populares estaban relacionadas con antiguos ritos de fertilidad e iniciaci¨®n en el conocimiento en los pueblos llamados b¨¢rbaros, principalmente los celtas.

La magia y la hechicer¨ªa estaban ligadas tambi¨¦n a las creencias de pueblos orientales muy antiguos, en los que el mago o cham¨¢n era a la vez un sanador y un conocedor del mundo invisible de lo esp¨ªritus y desempeñaba un papel preponderante en la comunidad.

En Grecia y Roma los adivinos y magos no ten¨ªan ya nada que ver con los sacerdotes, aunque eran consultados sobre todo por los poderes de adivinaci¨®n de los que se cre¨ªa estaban dotados.

En la Europa medieval la magia estuvo relacionada con la alquimia y la astrolog¨ªa, actividades ocultas consideradas demon¨ªacas por la Iglesia Cat¨®lica, y que fueron objeto de persecuci¨®n especialmente durante la Baja Edad Media y la Era Moderna. Unas 500.000 personas resultaron procesadas y gran parte ejecutadas por tribunales civiles y religiosos, acusadas de brujer¨ªa, a lo largo de casi cinco siglos. Hubo procesos por brujer¨ªa hasta el siglo XIX, tanto en Europa como en Norteam¨¦rica. En Europa el Tribunal de la Inquisici¨®n desarroll¨® un papel preponderante en estos hechos. Debe señalarse que ninguna de las grandes religiones acepta la magia, y en lo que respecta a la religi¨®n judeocristiana en particular, ya se encuentran referencias negativas a los magos en el Antiguo y Nuevo Testamento.

La antropolog¨ªa distingue hoy d¨ªa entre magia y religi¨®n, y coloca a la magia en un plano paralelo al de la evoluci¨®n de las religiones.

La interrelaci¨®n de los mitos antiguos de las m¨¢s diversas culturas, sus similitudes y relaci¨®n con las religiones animistas, en las que la magia desempeñaba un papel central, fueron estudiadas por el antrop¨®logo brit¨¢nico James George Frazer en su obra monumental La rama dorada. Merecieron tambi¨¦n una amplia consideraci¨®n por parte del psiquiatra Carl Jung, quien desarroll¨® la teor¨ªa del inconsciente colectivo.

El hermetismo (llamado la antigua ciencia en el medievo) influy¨® en el pensamiento del Renacimiento. Esta pseudociencia se vincula, en algunos aspectos, con el mantenimiento de antiguas creencias que, como la magia, conduc¨ªan al conocimiento y manejo de las leyes espirituales del universo. En 1463, Cosme de M¨¦dici encarg¨® la traducci¨®n de la obra de Hermes Trimegisto, que se supon¨ªa escrita en el antiguo Egipto pero que, para muchos, data de los primeros siglos de la era cristiana y que es la piedra angular del movimiento herm¨¦tico o gn¨®stico (de gnosis, conocimiento).

La adivinaci¨®n mediante el Tarot fue una actividad frecuente en el nacimiento de la Era Moderna y los sistemas de s¨ªmbolos desarrollados por los cartom¨¢nticos para el conocimiento de la realidad presente y futura son claramente deudores de otros m¨¦todos de adivinaci¨®n practicados por los magos, entre ellos la lectura del vuelo de las aves y de las entrañas de los animales sacrificados.

Pr¨¢cticas de simple hechicer¨ªa, adivinaci¨®n, astrolog¨ªa, lectura de barajas y de libros oraculares como el antiqu¨ªsimo I Ching, de los chinos, o el alfabeto r¨²nico de los escandinavos, aspectos del Hindu¨ªsmo, el yoga y hasta la creencia en la divinidad de civilizaciones extraterrestes y su presencia entre los humanos constituyeron desde mediados del siglo XX un conglomerado d¨¦bilmente articulado que se conoci¨® como movimiento de la New Age, "Nueva Era" en ingl¨¦s.

La magia ha sido muy perseguida en la Historia (por corrientes religiosas o sociales) y, a¨²n hoy, contrastando sus teor¨ªas por medio del m¨¦todo cient¨ªfico; aunque en otro tiempos hubiera significado la muerte para el mago.

El dato m¨¢s antiguo que se ha encontrado sobre la magia nos lleva a Egipto, en plena era fara¨®nica de Keops.
Un mago llamado Dedi consegu¨ªa asombrar al fara¨®n en una actuaci¨®n en el palacio de piedra de Menfis realizando una espectacular hazaña: fue capaz, por medio de sus gestos m¨¢gicos, de lograr que un ganso decapitado caminase con su cabeza colocada otra vez en su lugar tras mostrar ¨¦sta en su mano separada del cuerpo.

Se piensa que los juegos de cubiletes proceden de esa ¨¦poca y lograron extenderse por todo el mundo en el siglo I D.C.

En la Edad Media, el p¨²blico de pequeñas ciudades y pueblos tenia acceso a la magia gracias a los magos callejeros quienes viajaban como acompañantes de un grupo de arte esc¨¦nico (circense o teatral) o de forma independiente como ilusionistas ambulantes.

Estos trotamundos, recorr¨ªan los caminos polvorientos y enfangados llevando al publico su magia. Juegos como la cuerda rota y recompuesta ya se representaban en las plazas, as¨ª como tambi¨¦n los famosos cubiletes que representaban tambi¨¦n los malabaristas y titiriteros de China.

MagosEn 1890 nos llegan noticias de Oriente gracias al diario Chicago Tribute donde se publica un reportaje sobre un hecho ins¨®lito que se pod¨ªa llegar a ver entre las ex¨®ticas calles de la India.

Se trataba de un fakir que lograba que una cuerda aparezca bailando al son de su flauta, ascendiendo hasta quedar completamente r¨ªgida en posici¨®n vertical.

Despu¨¦s, un niño, abraz¨¢ndose a ella, consegu¨ªa trepar por la misma hasta perderse de vista al final de su extremo.

El fakir trepaba tras ¨¦l armado de su espada, corriendo la misma suerte.

Los ojos at¨®nitos del p¨²blico, observaban c¨®mo empezaban a caer miembros del cuerpo del niño llenos de sangre dentro de una cesta que reposaba en el suelo.

De pronto, unos pies se asomaban poco a poco haci¨¦ndose cada vez m¨¢s visibles junto con las dem¨¢s partes del cuerpo, era el fakir que descend¨ªa por la cuerda.

Tras pisar tierra, tomaba la cesta entre sus brazos y de un vuelo lanzaba el contenido en el suelo, no obstante, lejos de aparecer manos, dedos y piernas del pobre niño¡­. sal¨ªa ¨¦ste en perfecto estado caminando.

Existe constancia que este mismo efecto era realizado en Hangzou (China) en el año 1346, pero sirve para llevar a nuestra mente la imagen del fakir, un personaje rodeado de misticismo inmerso continuamente en su profunda meditaci¨®n gracias a la cual consigue no percibir ninguna sensaci¨®n dolorosa al atravesar su cuerpo con objetos punzantes o tragar espadas, que sirven como atractivo tur¨ªstico. No pasan desapercibidos para nosotros y se pueden llegar a ver como sketchs televisivos en programas de impacto, acompañados de otros videos que muestran los espectaculares accidentes en las carreras de coches o el del niño que tiene como mascota una boa.

Prueba de ello es el reciente revuelo que ha levantado Ramana en el mundo occidental apareciendo como noticia en todas las cadenas del mundo.

En la India existen magos callejeros como Chan Baba que han aprendido ilusionismo como un oficio trasmitido de padres a hijos, el es fruto de dos generaciones previas de magos callejeros en su familia, y tiene ya mas de 80 años!

ralph lauren outlet replica handbags longchamp outlet replica watches longchamp outlet online replica handbags uk

Hind¨²es y turistas curiosos rodean a los magos/fakires asombr¨¢ndose con sus juegos y proezas; los cuales esperan recibir de ellos una propina que refleje cuanto se han divertido al ser, para algunos, su ¨²nico medio de subsistencia.

Vuelven a estar presentes los cubiletes sobre una improvisada tela que hace de tapete expuesta en el suelo ante el mago que se sienta en cuclillas al lado de ella, desapariciones de escorpiones y transformaciones de ladrillos en peligrosas serpientes que hipnotizan con su sinuoso baile al reptar; se reciben con aplausos y sonrisas del publico asistente.

 

In Fieri.

 

Richard Kaufman. Derek Dingle

JUAN TAMARIZ

© Copyfreedom 2007 HistoriadelaMagia.com